Vivir en Italia

¿Qué necesitas?

El Codice Fiscale es el número de identificación fiscal en Italia (equivalente al NIF español) y efectivamente su obtención es el primer paso, aparte de la declaración de presencia ante la policía, que todo ciudadano extranjero debe realizar al llegar al país. Sirve para cualquier actuación que tenga que ver con transacciones económicas, desde comprarse un móvil italiano hasta abrir una cuenta en un banco; y sirve también para estipular un contrato de trabajo o para inscribirse en el sistema sanitario italiano. Su obtención es muy sencilla: basta presentarse a una oficina de la Agencia Tributaria (Agenzia delle entrate) con un documento de identidad y comunicando un domicilio en Italia.

 

¿Dónde y cómo buscar?

¿Qué puedo hacer para buscar alojamiento en Italia?

Si eres un estudiante, puedes residir en las residencias universitarias, aunque debido a la gran demanda se suelen otorgar únicamente durante un período de no más de dos semanas, tiempo que debe ser utilizado para buscar alojamiento en un apartamento. Se recomienda contactar con las oficinas de relaciones internacionales de las universidades de la ciudad de destino y preguntar si te pueden facilitar información. En este enlace puedes encontrar un listado de las oficinas de relaciones internacionales de las Universidades italianas.

Los apartamentos, en general, son caros, sobre todo en las grandes ciudades, por lo que son habituales los apartamentos compartidos. Para buscar pisos puedes consultar varias páginas de ofertas online. Por ejemplo:

Otra opción es el alojamiento en albergues para jóvenes: Associazione Italiana Alberghi per la Gioventù – AIG: http://www.italian.hostelworld.com/Ostelli/Italia

 

Entrada en el país

Derecho de residencia y permiso

¿Qué documentos tengo que presentar para inscribirme en el Ayuntamiento?

Para inscribirte como residente, además de demostrar de alguna manera la titularidad del derecho a ocupar una vivienda o parte de ella (acto de compraventa, contrato de alquiler, declaración de quien te hospeda), deberás presentar un contrato de trabajo formalizado ante las autoridades laborales italianas; si tu residencia no va a ser por trabajo, tienes que demostrar que tienes  medios económicos suficientes para mantenerte (por lo menos lo equivalente a la pensión no contributiva, que para 2012 está establecida en 5.577 euros anuales) y cobertura sanitaria. De los medios económicos puede hacerse cargo también otra persona (por ejemplo tus padres o tu pareja); en cuanto a la cobertura sanitaria puede demostrarse con una póliza de seguro médico privado de cobertura total y por un año, válido en Italia, o si estás de alta en la Seguridad Social española, con el documento europeo S1, que equivale a los anteriores formularios europeos E-106 y E-109.

Si te inscribes como no residente (en el citado «schedario della popolazione temporanea») y sólo en ese caso, para demostrar la cobertura sanitaria es suficiente la Tarjeta Sanitaria Europea.

 

¿Me vale en Italia la Tarjeta sanitaria española?

Antes de salir de España debes solicitar la Tarjeta Sanitaria Europea, con la que puedes recibir atención médica directa del Sistema Sanitario italiano.

Como ciudadano español, ¿tengo derecho a la asistencia sanitaria a cargo del Servicio Sanitario italiano?

Para poder acceder a las prestaciones del Servicio Sanitario público italiano puedes hacerlo con la Tarjeta Sanitaria Europea si vas a estar por menos de tres meses o de todas formas sólo durante el tiempo que dure el curso al que te matricules en Italia, sin renunciar a la residencia en España. Si vas a estar más de tres meses, puedes

  • Inscribirte en el Servicio Sanitario italiano a cargo de la Seguridad Social española siempre que sigas de alta y por tanto te haya expedido el correspondiente documento europeo S1.
  • Inscribirte en el Servicio Sanitario italiano si (y sólo si) perteneces a uno de estos colectivos: trabajador por cuenta ajena o autónomo en Italia; familiar de un trabajador; familiar a cargo de un ciudadano italiano; estudiante; ex-trabajador en Italia desempleado por baja involuntaria; ex-trabajador matriculado en curso de formación profesional; pensionista o en espera de percibir la pensión.

Si no entras en ninguno de estos casos, después de los tres primeros meses no puedes permanecer en Italia, y por tanto no tendrías derecho a la asistencia sanitaria pública. De todas formas, el Servicio Sanitario Nacional garantiza la asistencia sanitaria también a los extranjeros (comunitarios o extracomunitarios) en situacion irregular en los siguientes casos:

  • Tratamientos ambulatoriales urgentes o en cualquier caso esenciales por enfermedad o accidente
  • Protección del embarazo y la maternidad
  • Protección de la salud de los menores
  • Vacunas, intervenciones de profilaxis internalcional, diagnóstico y tratamiento de enfermedades infecciosas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Plataforma de información e interacción para emigrantes gallegos