Vivir en Reino Unido

-¿Qué necesitas?

El ciudadano español que opte a un puesto de trabajo no necesita obtener ningún tipo de permiso o autorización administrativa previa, siendo solamente necesario que aporte su pasaporte o DNI en vigor, como acreditación de su condición de ciudadano de un Estado miembro de la Unión Europea.

-¿Dónde y cómo buscar?

Hay diversas formas de buscar alojamiento. La mayor parte de la gente la hace por su cuenta una vez instalados temporalmente en el país, otros lo buscan antes de ir. La primera opción requiere de amigos o familiares con los que pasar unos días mientras se busca alojamiento, o bien pasar unos días en un hostel o un albergue.

Lo recomendable, como siempre, sería ir sobre seguro en la medida de lo posible. Si puedes encontrar casa desde aquí, mejor. Pero muchos viajan sin tener un empleo ya, ni unas expectativas, y será esto lo que determine la cantidad de dinero disponible para alquilar una casa o habitación.

Dependiendo de dónde estés buscando, encontrar viviendas grandes y de calidad puede ser complicado y excesivamente caro. Los pisos amueblados, total o parcialmente, para alquilar a corto plazo suelen ser especialmente caros.

Los precios pueden variar considerablemente según la región del Reino Unido en la que estés. Los alquileres más altos se pagan en Londres y en el sudeste de Inglaterra, mientras que en Escocia, Gales, Irlanda del Norte y el norte de Inglaterra los precios son más bajos, a excepción de en las grandes ciudades. Como los alquileres son más bajos cuanto más lejos vivas del centro de la ciudad, conviene decidir hasta qué punto te compensa un trayecto largo hasta el trabajo. En Londres hay mucha gente que trabaja en el centro y que tarda más de una hora en llegar y volver del trabajo.

Es difícil encontrar un buen piso a un precio adecuado antes de llegar al Reino Unido. Los caseros prefieren conocer a los inquilinos antes de la firma del contrato y además no es aconsejable alquilar un piso sin haberlo visto antes.

La oferta y la demanda varían considerablemente a lo largo del año, siendo el final del verano el período más complicado para encontrar piso en algunas zonas, ya que es cuando empieza el año universitario (en el Reino Unido la gente suele estudiar fuera de su ciudad, y por tanto tienen que alquilar un piso).

-¿Por dónde empiezo?

Es mejor que empieces a buscar antes de tu partida o que tengas en cuenta que necesitarás algo de tiempo libre para dedicar a la búsqueda. Si vienes con tu familia, puede resultar más cómodo que ellos vengan una vez que hayas encontrado el alojamiento adecuado. Si vienes sólo, lo mejor es que al principio te alojes en un hotel, una pensión o en casa de algún amigo.

Si no quieres depender de la suerte, lo mejor es que tengas claro lo que te interesa en realidad. De lo contrario es muy fácil que pierdas el tiempo. La mejor manera de empezar es familiarizándote con la zona, pasea, fíjate cómo funciona el sistema de transporte y pregunta a la gente sobre los barrios y zonas que hay.

A tu llegada al Reino Unido puede que tengas que quedarte en un alojamiento temporal durante unas cuantas semanas o meses hasta que te puedas mudar a tu piso. Muchos hoteles y hostales tienen tarifas mensuales reducidas especiales para huéspedes a largo plazo.

Hay muchas opciones para buscar apartamento. Como todo en la vida, cuanto más estés dispuesto a pagar (por ejemplo una agencia), más fácil te resultará la búsqueda.

-Anuncios clasificados

En Londres, el periódico Evening Standard tiene anuncios de viviendas todos los días, y los miércoles viene con un suplemento gratuito sobre vivienda (Home & Property) con más anuncios todavía. Londres también tiene publicaciones especializadas en clasificados, como Loot, que se publica cinco veces por semana y que también está disponible en Internet en www.loot.com .

Entender los clasificados es una tarea digna de un criptógrafo, ya que la gran demanda de espacio en los medios impresos hace que se utilicen abreviaturas y códigos que pueden llegar a ser incomprensibles. Afortunadamente, la cada vez mayor oferta en Internet está solucionando el problema. Aún así, ya sea por preferencia o por necesidad, los anuncios impresos se siguen utilizando con frecuencia. Nuestro glosario puede ayudarte a interpretar las numerosas abreviaturas.

Si el anuncio proporciona un número de teléfono debes llamar lo antes posible (a partir de las 9 de la mañana, a no ser que se especifique otra cosa) para pedir una cita. Ten en cuenta que esos anuncios pueden llegar a atraer alrededor de unas 100 llamadas telefónicas. Los propietarios a veces juntan varias solicitudes y luego hacen citas conjuntas con varios candidatos.

Poner tu propio anuncio

También puedes publicar tu propio anuncio en un periódico o en Internet diciendo que buscas un piso para alquilar, aunque es probable que sea una pérdida de tiempo y dinero, ya que la demanda de pisos en alquiler siempre supera a la oferta (sobretodo en las ciudades).
Aún así, para los que están dispuestos a vivir en pisos compartidos puede que poner un anuncio sirva de algo. Hay muchas páginas web que te permiten poner anuncios para compartir piso. Algunas te permiten anunciarte gratis.

-Visitas

Vístete bien y estate preparado para contestar a las preguntas del casero. Si no te sientes a gusto con tu nivel de inglés, llévate a alguien para que te ayude. A veces los extranjeros deben causar mejor impresión de lo normal.

Si te lo piensas durante un día, corres el riesgo de que otro se lleve el piso de tus sueños. No dejes que la competencia te lleve a firmar un contrato sin estar seguro, pero si encuentras un piso que te gusta, cógelo.

Si puedes, intenta visitar la zona del piso tanto de día como de noche, o pregunta a la gente para ver cómo es. Hay zonas muy tranquilas durante el día que por la noche se vuelven insoportables para vivir si hay bares cerca. También, ocurre lo contrario, con zonas que son tranquilas por la noche, pero horribles durante el día por culpa del tráfico y de las obras.

-Contratos

Cosas en las que tienes que fijarte:

Duración del contrato: La mayoría de los contratos duran 12 meses, durante los cuales el arrendador no puede subirte el alquiler. También debes fijarte los períodos de preaviso que tanto tú como el arrendador tenéis que dar para romper el contrato.

Gastos: Algunos servicios estarán incluidos en el alquiler (Ej. El agua), mientras que otros, como el gas y la electricidad, lo tendrás que pagar tú.

Incumplimiento: Si se considera que has incumplido el contrato, pueden echarte de la vivienda. Asegúrate de que entiendes las obligaciones y deberes del inquilino.

Depósito: Casi todos los arrendadores te pedirán un depósito (normalmente un mes de alquiler). El depósito se utiliza para cubrir los daños que hayas podido causar y las deudas que puedas haber dejado al finalizar tu contrato.

Te recomendamos que solicites a tu casero que revise la vivienda y haga un inventario el día que el contrato entre en vigencia, así evitarás que te cobren por daños que tú no has causado.

Dónde encontrar asesoramiento legal: Si no estás seguro de las condiciones de tu contrato, lo mejor es que pidas asesoramiento legal. Una de las mejores asistencias gratuitas la proporcionan en Citizens Advice Bureaux (CAB). Este servicio ofrece asesoramiento confidencial e independiente, en persona o por teléfono. Para más información ir a: www.citizensadvice.org.uk

-Visas y Permisos

En el Reino Unido es la Dirección de Inmigración y Nacionalidad (Inmigration and Nationality Directorate), perteneciente al Ministerio del Interior (Home Office), quien otorga los Permisos de Residencia. Estos permisos suelen concederse a las nacionalidades que no necesitan visa, para que puedan quedarse en el Reino Unido más de seis meses.

Ciudadanos de la UE y del EEE:

Los ciudadanos de la UE y del EEE no necesitan Permiso de Residencia, aunque si quieres que algún miembro de tu familia que no pertenezca al EEE se reúna contigo en el Reino Unido, tendrás que solicitar un Permiso de Familia del EEE. Los Permisos de Familia sólo puedes solicitarlos en tu país de origen.

Nacionalidades que no requieren visa (Non-Visa Nationals):

Cuando llegues al Reino Unido, te pondrán un sello de entrada en el Reino Unido válido por 6 meses. Si quieres alargar tu estancia, tendrás que solicitar un Permiso de Residencia en la Dirección de Inmigración y Nacionalidad. Ten en cuenta, que dicha Dirección te cobrará por el trámite.

Para más información sobre Permisos de Residencia, y para descargar los formularios de solicitud, vete a la página de la Dirección de Inmigración y Nacionalidad www.ind.homeoffice.gov.uk

-¿Cómo levo a mi familia a Reino Unido?

Esposos, parejas y prometidos

Si tu marido, mujer, pareja o prometido/a es residente (o va a serlo) en el Reino Unido, puedes solicitar reunirte con ellos.

Para reunirte con tu esposo/a, debes demostrar que:

  • Estáis casados legalmente.
  • Vais a vivir juntos como marido y mujer.
  • Podéis manteneros a vosotros mismos y a vuestros dependientes sin recurrir a los fondos públicos.
  • Ambos tenéis como mínimo 18 años.

Para reunirte con tu prometido/a, debes demostrar que:

  • Os vais a casar en un futuro próximo (normalmente en los próximos seis meses)
  • Vais a vivir juntos una vez os caséis.
  • Podéis manteneros a vosotros mismos y a vuestros dependientes sin recurrir a los fondos propios.

Para reunirte con tu pareja, debes demostrar que:

  • Cualquier matrimonio anterior está terminado definitivamente.
  • Habéis vivido juntos como mínimo durante dos años.
  • Vais a vivir juntos.
  • Podéis manteneros a vosotros mismos y a vuestros dependientes sin recurrir a los fondos públicos.
  • Ambos tenéis como mínimo 18 años.

Familiares

Puedes solicitar reunirte con tus padres en el Reino Unido si:

  • Tus padres son residentes (o van a serlo) en el Reino Unido.
  • Tus padres pueden mantenerte sin recurrir a los fondos públicos.
  • Tienes menos de 18 años de edad.
  • No puedes mantenerte a ti mismo, no estás casado y vives con tus padres.

Si sólo uno de tus padres es residente en el Reino Unido, no podrás reunirte con él/ella a no ser que tenga tu custodia absoluta.

Si eres un padre/madre viudo/a, o abuelo/a de 65 años o mayor, o padres o abuelos que viajan juntos y uno de vosotros tiene 65 años o más, puedes solicitar reunirte con tu hijo/s o nieto/s si:

  • Dependes económicamente de tu hijo/s o nieto/s, y éstos viven en el Reino Unido.
  • Tu hijo/s o nieto/s pueden mantenerte sin recurrir a los fondos públicos.

Los padres o abuelos menores de 65 años que cumplan los requisitos anteriores también podrán venir al Reino Unido si existen “circunstancias excepcionales”.

Otros familiares, como hermanos/as, tíos/as, etc., también podrán solicitar reunirse con su familiar en el Reino Unido si existen “circunstancias excepcionales”.

Para más información sobre cómo reunirte con tus familiares en el Reino Unido, haz clic en la página de visaswww.ukvisas.gov.uk  o ponte en contacto con el consulado británico más cercano (haz clic aquí  para acceder a la lista de direcciones y teléfonos).

-Glosario de palabras y expresiones

Inventory: Inventario (una lista de todo lo que contiene la vivienda).

Landlord (o landlady): el casero (dueño de la vivienda).

HMO License (License for a house in multiple occupation): Licencia para una vivienda con múltiple ocupación (es un requisito legal, obligación del arrendador, que indica para cuánta gente son adecuados el espacio y las instalaciones de la vivienda).

avail: available (disponible)

BR: train station (estación de tren) (British Rail)
ch: central heating (calefacción)
d/g: double glazed (doble acristalamiento)
dep: deposit required (se requiere depósito)
excl: excluding heating/hot water bills (excluye calefacción/agua caliente)
F: female (mujer)
f/f: fully furnished (amueblado)
M: male (varón)
n/s: non-smoker (no fumador)
o/l: overlooks (con vistas a)
osp: off street parking (garaje cubierto)
pw: per week (por semana)
pcm: per calendar month (por mes)
pkg: parking (garaje)
pp: per person (por persona)
shw: shower (ducha)
tube: underground train (metro)
vgc: very good condition (en buen estado)
WC: toilet (retrete)
w/d: washer-dryer (lavadora-secadora)
wm: washing machine (lavadora)

 

SALUD

No todos los servicios que proporciona el NHS son gratuitos. A no ser que estén exentos, los pacientes pagan los costes (subvencionados) de los medicamentos, revisiones de la vista, gafas y tratamiento dental. La hospitalización, el servicio de ambulancias y las consultas médicas son gratis.

El NHS británico fue la primera organización gubernamental del mundo proveer asistencia sanitaria a toda la población. Hoy día, es una organización con graves problemas estructurales; las listas de espera, incluso para operaciones urgentes, continúan creciendo y los tratamientos hospitalarios se han deteriorado. Muchos británicos con dinero se costean seguros médicos privados y cada vez hay más empresas que dan cobertura privada a sus empleados.

¿Quién tiene derecho a recibir tratamiento médico del NHS?

Los principales grupos que pueden recibir tratamiento médico gratuito o subvencionado del NHS son:

  • Aquellos con derecho a residir en Gran Bretaña y son actualmente residentes en Gran Bretaña (excluyendo citadanos británicos viviendo en el extranjero).
  • Cualquiera que haya residido en el Reino Unido el año anterior.
  • Los ciudadanos de la UE.
  • Estudiantes (que estén haciendo cursos de más de 6 meses)
  • Cualquiera que tenga un permiso de trabajo británico.

Los ciudadanos de países que tengan acuerdos sanitarios recíprocos con Gran Bretaña también tienen derecho a recibir tratamiento del NHS, aunque sólo están exentos de los costes del tratamiento de urgencia. Los países con acuerdos recíprocos incluyen: los países del EEE, Anguilla, Australia, Barbados, las Islas Vírgenes Británicas, Bulgaria, las Islas del Canal, las Malvinas, Gibraltar, Montserrat, Nueva Zelanda, Rumanía, Rusia, Santa Helena, Suiza, Turquía y las Islas Caicos.

Seguros

Si no tienes derecho a tratamiento médico del NHS gratuito o subvencionado, deberías hacerte un seguro que te cubra en caso de que necesites tratamiento médico de urgencia, ya que éste puede resultar extremadamente caro.

Ir al médico

Cuando llegues a Gran Bretaña debes inscribirte en el consultorio de un médico de familia (GP, General Practitioner). Tienes que tener en cuenta varias cosas a la hora de elegir a tu médico, como su sexo, dónde tiene la oficina, sus horarios, pero lo mejor es que preguntes a amigos, colegas o vecinos si pueden recomendarte a alguien.

El Servicio de Salud Familiar (FHSAs) publica una lista por zonas de médicos, dentistas, farmaceúticos y ópticos. Podrás encontrarla en bibliotecas, oficinas de correos, centros de información turísticos, y en la Oficina de Ayuda al Ciudadano. También puedes encontrar listas de médicos de familia en las páginas amarillas.

Para ir al médico hay que pedir cita, aunque muchos médicos de familia te atienden sin cita previa durante el horario de operaciones, que suele ser de lunes a viernes de 9 a 11 de la mañana.

Si no te sientes cómodo hablando inglés, pide una lista de médicos que hablen tu idioma en tu embajada o consulado.

-Farmacias

En Gran Bretaña se acude a la farmacia para obtener medicinas o para que te aconsejen de manera gratuita sobre problemas menores. También puedes conseguir allí las medicinas que te haya recetado el médico.

En el Reino Unido hay tres tipos de medicinas: las que te receta el médico, las que sólo se venden bajo la supervisión del farmacéutico, y las que puedes comprar libremente (como las que venden en los supermercados o quioscos de periódicos).

Las medicinas con receta cuestan siempre lo mismo (£6,30 cuando se escribió este artículo), aunque los menores de 16 años, los pensionistas (hombres mayores de 65 y mujeres mayores de 60), o los estudiantes menores de 19 no pagan nada. También te dan recetas gratuitas si estás embarazada (o has tenido un bebé en el último año), si tienes algún tipo de invalidez permanente o afección crónica (como la diabetes), o si tienes una renta muy baja y recibes ayudas del estado.

Los horarios de apertura de las farmacias se encuentran en las puertas de éstas y en los periódicos locales. Si tienes una urgencia y necesitas un medicamento y todas las farmacias están cerradas, puedes llamar a tu médico de cabecera o a la policía.

-Dentistas

Al igual que cuando buscas un médico, la mejor manera de encontrar un dentista es preguntar a los amigos, colegas y vecinos. También puedes encontrar un listado de dentistas en las páginas amarillas en el apartado “Dental surgeons”.

Al contrario que ocurre con los médicos, la calidad de un dentista de la sanidad pública puede ser peor que la de uno privado, aunque algunos dentistas ejercen tanto en la sanidad pública como en la privada. Esto viene dado porque el gobierno ha impuesto restricciones de tiempo y coste a los dentistas de la sanidad pública, por lo que su equipamiento puede ser de peor calidad y pueden no disponer del tiempo suficiente para tratarte de una manera adecuada.

Como ocurre con las recetas, hay un coste fijo de las revisiones dentales en la sanidad pública (suele ser menos de £10). Los que están exentos de este pago suelen ser los mismos que no pagan por las recetas (ver la sección de Farmacias).

-Emergencias

En Gran Bretaña, en los casos de emergencia, se trata a todos los pacientes independientemente de su nacionalidad o su capacidad para pagar. Sólo en el caso de que estés hospitalizado más de una noche y seas ciudadano de un país que no tenga acuerdo recíproco sobre sanidad con el Reino Unido, se te pedirá que abones el tratamiento. Bajo ninguna circunstancia se te negará el tratamiento de emergencia.

Si puedes, acércate al servicio de urgencias del hospital más cercano por tus propios medios. Estos servicios suelen estar abiertos las 24 horas.

Utiliza el número de emergencias 999 si necesitas una ambulancia.

Para problemas leves o que no revistan gravedad llama a tu médico de cabecera. También hay un número para llamar a un servicio médico privado que acude a tu casa y funciona las 24 horas.

En las páginas amarillas, bajo el epígrafe “Dental Surgeons” encontrarás una lista de los dentistas que ofrecen tratamientos dentales de urgencia. Los dentistas no están obligados a tratar a alguien, aunque sea una emergencia.

Para cualquier problema relacionado con la salud puedes llamar al número de información del Sistema Nacional de Salud: 0845 4647 ( www.nhsdirect.nhs.uk  ).

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Plataforma de información e interacción para emigrantes gallegos